Las hipotecas inversas crecen un 40% en 2022

/COMUNICAE/

Las hipotecas inversas crecen un 40% en 2022

Según estimaciones de MAS VIDA, esta tendencia podría incrementarse en los próximos meses como consecuencia de la disminución del poder adquisitivo de los pensionistas

  • En España hay más de 9 millones de personas mayores de 65 años que representan el 20% de la población.
  • La pensión media de jubilación en España es 1.255€ al mes, aunque un 52% de los pensionistas cobra una jubilación por debajo del SMI.
  • El 90% de estas personas cuenta con una vivienda en propiedad: se podría decir que «son ricos en ladrillos y pobres en ingresos».

Las hipotecas inversas se han incrementado un 40% en los últimos meses respecto a 2021, según los datos del Consejo General del Notariado. El pasado año se hicieron 197 operaciones de este tipo y este año, hasta junio, ya se habían realizado 145.

En España hay unos 9,3 millones de personas de más de 65 años que perciben una pensión de jubilación media de 1.255€/mes, aunque más de la mitad de estas personas cobran menos del salario mínimo interprofesional. Si a esto se le une que la creciente inflación está mermando el poder adquisitivo de los jubilados, son muchos los que tienen graves problemas de liquidez en el momento del retiro.

Sin embargo, se da la circunstancia de que el 90% de estas personas cuenta con una vivienda en propiedad. Se podría decir que son «ricos en ladrillos, pero pobres en ingresos». Por eso la hipoteca inversa es una solución financiera que permite complementar los ingresos manteniendo la plena titularidad de la vivienda y seguir disfrutando de su uso.

Para Julián Franco, Socio Director de MAS VIDA, «la demanda de hipotecas inversas va a seguir creciendo en los próximos meses porque, a diferencia de otras alternativas de financiación, es la mejor fórmula para obtener ingresos sin perder la titularidad ni el uso del inmueble para quienes quieran dejar una parte de su patrimonio a sus herederos».

CASER inició la comercialización de este producto en 2019 y recientemente ha lanzado una nueva modalidad, de modo que en la actualidad el beneficiario puede optar entre recibir un pago único, una paga mensual o una combinación de ambas.

A diferencia de las operaciones de venta de nuda propiedad o de la renta vitalicia inmobiliaria, en las que se transfiere la titularidad de la casa cambio de un pago único o de una renta (aunque en ambos casos se puede seguir disfrutando de la vivienda), en las financiaciones a través de una hipoteca inversa no se transmite el inmueble, sino que se obtiene financiación con la garantía del mismo.

Este tipo de operaciones se hacen con plena transparencia y con todas las garantías para los beneficiarios: están supervisadas por las autoridades monetarias y un agente independiente, se asegura de que los intervinientes están plenamente informados de todos los detalles de la operación, que debe realizarse ante un notario.

Actualmente son pocas las entidades que hacen hipotecas inversas, una forma de complementar los ingresos de la jubilación que tiene un gran potencial de crecimiento. «A pesar de que notamos un incremento en la demanda, estamos muy por debajo de las cifras de otros países; según explica Julián Franco, en el Reino Unido, por ejemplo, se realizaron 45.500 hipotecas inversas durante el año 2019, con un mercado potencial de 8,9 millones de personas».

Para poder formalizar una hipoteca inversa se requiere tener una vivienda en propiedad y ser mayor de 65 años. Además, una de las ventajas de la hipoteca inversa es que el beneficiario no tendrá que tributar por los ingresos obtenidos en la declaración de la renta.

Rosa L. S. es una cliente que ha obtenido recientemente una hipoteca inversa de CASER con la ayuda de MAS VIDA. Tiene 88 años, es viuda y es propietaria de un piso en el centro de Madrid: «estaba un poco justa de ingresos y mis hijos me propusieron esta solución. Ahora recibo 2.000 euros más cada mes que me ayudan a complementar mi pensión. Sigo viviendo en mi casa y mantengo la propiedad que será para mis hijos el día de mañana».

Una vez que el titular de la vivienda fallece, los herederos disponen de un año para vender el inmueble y/o liquidar la deuda.

INFORMACIÓN PARA EL EDITOR

MAS VIDA es una compañía creada en 2019 especializada en soluciones financiera para complementar los ingresos de mayores de 65 años aprovechando su patrimonio inmobiliario. La compañía realiza operaciones de nuda propiedad en pago único o renta vitalicia, ventas con alquiler garantizado, hipotecas inversas, etc. Cuenta con profesionales provenientes del sector financiero e inmobiliario y cuenta con oficinas en Madrid, Barcelona, Comunidad Valenciana, Canarias y Cantabria.

La compañía trabaja con sociedades de tasación independientes y homologadas por el Banco de España y la CNMV para tasar los inmuebles, y cuenta con una cartera de inversores con dilatada experiencia en el mercado inmobiliario. Todas las operaciones que así lo requieran están supervisadas y reguladas por las autoridades monetarias.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico